Significado del caliz

Significado del caliz

Es el vaso sagrado donde se echa el vino para consagrar la misa.
El sacerdote levanta el cáliz para los asistentes durante la misa y recita las palabras de la consagración, estableciendo “este es mi cuerpo”. Tiene un valor simbólico significativo, representando la sangre de Jesucristo.

Los cálices son una parte integral de la práctica católica, representando un concepto sagrado conocido como la Eucaristía. El sacerdote conduce el procedimiento con el cáliz (lo que involucra la Santa Comunión) y la congregación consume una pequeña cantidad de vino y pan. Combinado con el vino como sangre de Cristo, el pan simboliza el cuerpo de Cristo. Tiene tres propósitos. Primero, es una promesa de vida eterna. Segundo, provee crecimiento espiritual. Finalmente, el cáliz, vino y pan sirven para proveer nutrición espiritual.


Origen del Caliz

La tradición nos dice que es la misma Copa que utilizó el Señor en la última Cena para la institución de la Eucaristía.

Luego fue llevado a Roma por san Pedro y lo conservaron los Papas sucesores a éste hasta Sixto II, en que por mediación de su diácono san Lorenzo, oriundo de España, fue enviado a su tierra natal de Huesca en el siglo III para librarlo de la persecución del emperador Valeriano.

Durante la invasión musulmana fue ocultado en la región del Pirineo y, finalmente, en el monasterio de san Juan de la Peña (Huesca).

La reliquia fue entregada en el año 1399 al rey de Aragón Martín el Humano, posteriormente estuvo en el palacio real de la Alfajería de Zaragoza y en el Real de Valencia, hasta que, con motivo del viaje del rey Alfonso V el Magnánimo a Nápoles, fue entregado a esta Catedral de Valencia en el año 1437.

No Comments

Post A Comment